PEGGY: Ileo paralitico del intestino delgado , inflamación hepática y cálculos renales

Hola, la verdad es que veo claro que Peggy vuelve a ser la misma que antes de su ingreso en la clínica. Está estupendamente a nivel fisico y emocional. Además ella era muy miedosa, pero el otro día vino un amigo a casa y ella no se quedó escondida hasta que se van las visitas como hacía antes, estuvo en su cuna durmiendo plácidamente. El estrés ha desaparecido. Su sistema digestivo funciona bien y su apetito la ha permitido adaptarse al pienso prescrito por la veterinaria sin ningún problema.

AGRADECIDA DE CORAZÓN POR VUESTRA AYUDA.

l caso de Peggy tenía bastante gravedad cuando contacté y Laila me atendió de urgencia, esa misma tarde noté que la gata mejoraba, lo suficiente al principio para evitar el nuevo ingreso al día siguiente. Tenía parálisis intestinal, pero tras la intervención sanadora de Laila la gata hizo un ruido y empezaron a notarse sonidos en su aparato difestivo. Y luego poco a poco ha mejorado hasta su recuperación completa. Por supuesto que hemos seguido al pie de la letra las indicaciones veterinarias y cuidados esmerados en casa, pero sin la ayuda de Laila se que esta recuperación a este nivel no hubiera sido posible.

Un abrazo grande,

Mª Pilar